Bali

Bali, también conocida como la isla de los dioses, es el enclave turístico más popular del país. Tiene tan solo 140 kilómetros de longitud de este a oeste, 90 kilómetros de norte a sur y se encuentra situada entre las islas de Java y Lombok. La población de Bali es de 4 millones de habitantes y recibe unos 4 millones de turistas al año. La isla de Bali es hinduista y algunos de los templos más espectaculares forman parte de los principales atractivos de la isla.

En el centro de la isla se encuentra el pueblo de Ubud, conocido como el centro cultural de Bali gracias a su mercado de arte, sus museos y galerías y sus talleres de artesanías. A las afueras el paisaje es selvático y está plagado de imponentes plantaciones de arroz en forma de terrazas. Además, Ubud es el hogar de algunos de los mejores spas de todo el mundo.

Las playas de Bali son mundialmente conocidas por sus rincones para hacer surf, algunos ejemplos son las playas de Kuta, Canggu o Uluwatu.

 

En definitiva, la isla de Bali es el destino perfecto. En un contexto político seguro y tranquilo, el clima templado durante todas las estaciones, sus preciosas playas, los más de 10.000 templos, la cultura balinesa, la selva tropical y sobre todo la hospitalidad de los balineses, lo convierten en un destino inmejorable para los que buscan un tipo de turismo diferente, aventurero y de descubrimiento de nuevas culturas.

 

QUÉ HACER EN BALI

  • Visitar el pueblo artesano de Ubud y las afueras donde encontraremos las terrazas de arroz más bonitas de la isla y el Monkey Forest, un lugar mágico habitado por cientos de monos, perfecto para conectar con la naturaleza.
  • Relajarse en las playas de arena blanca y aguas tranquilas de Jimbaran, Nusa Dua o Sanur. Para los amantes del surf algunas de las playas que deben visitar son Padang Padang, Kuta y Canggu. Además del relax o el surf existen infinidad de actividades acuáticas para experimentar en Bali como padel surf, snorkel, esquí acuático o excursiones en barco.
  • Navegar en un barco privado por las islas Nusa Penida y Nusa Lembongan para bucear o hacer snorkel en sus aguas cristalinas y pasear por sus playas vírgenes.
  • Bucear en las aguas de Pemuteran o Tulamben, dos de los principales puntos de partida para sumergirse entre mantas, tortugas, arrecifes de coral e infinidad de especies marinas.

  • Hacer una ruta cultural por los templos más ilustres de la isla. Uluwatu, Tanah Lot, Tirta Empul, Besakih, Ulun Danu Beratan son los más llamativos y recomendamos visitarlos todos, ya que cada uno tiene un encanto diferente.
  • Los más aventureros pueden hacer rafting por el río Ayung o adentrarse en la selva para bañarse en las hermosísimas cataratas de Nung Nung o Munduk.
  • Relajarse y disfrutar de un masaje balinés, un tratamiento de belleza o cualquiera de las terapias que ofrecen en algunos de los mejores spas del mundo.

 

En NUSAHTI utilizamos cookies para facilitar el uso y manejo de nuestra página web con el objetivo final de prestar un mejor servicio y proporcionar una mejor experiencia al usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies